¿Cómo se diagnostica el síndrome de ovarios poliquísticos?

El diagnóstico del síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es un procedimiento que, dada la gran heterogeneidad con la que se puede presentar esta patología, así como el hecho de que aún se desconozca su causa exacta, sigue siendo un tanto controvertido.

A pesar de esto, existen una serie de patrones que se suelen repetir con bastante frecuencia en la mujer que padece este síndrome y que son de gran ayuda para realizar el diagnóstico.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Criterios para diagnosticar SOP

Antiguamente, el diagnóstico de esta patología era diferencial, es decir, en primer lugar debía descartarse la presencia de otras enfermedades con síntomas similares al SOP antes de afirmar que la mujer padecía el síndrome. Cuando las pruebas realizadas aportaban resultados negativos para otras patologías, el especialista podía intuir que la causa subyacente a los síntomas de la paciente era el SOP.

Sin embargo, desde el año 2003, se estableció un nuevo protocolo diagnóstico para el síndrome de ovarios poliquísticos basado en los llamados criterios de Rotterdam.

Los criterios de Rotterdam engloban los 3 aspectos más comúnmente presentados por las mujeres que padecen SOP. Son los siguientes:

Oligo o anovulación
esta alteración menstrual consiste en la presencia de ciclos de más de 35 días o ausencia de regla durante más de 3 meses.
Hiperandrogenismo clínico y/o bioquímico
la presencia de una concentración de andrógenos excesivamente elevada en sangre se conoce como hiperandrogenismo bioquímico. Esto puede provocar los signos clínicos habituales del SOP como son el hirsutismo o el acné.
Ovarios poliquísticos
los ovarios de aspecto poliquístico se caracterizan por presentar 12 o más folículos de más de 9 mm, lo que comúnmente se denomina ovarios en collar de perlas. Un volumen ovárico de más de 10 ml también es indicio de SOP.

Se dice que una mujer padece SOP cuando presenta al menos 2 de estos 3 síntomas.

Pruebas diagnósticas

Normalmente, la mujer acude a consulta alertada por la falta de regla o por experimentar ciertos problemas en su fertilidad. Dado que el SOP es la patología reproductiva más común en mujeres de edad fértil, el especialista suele realizar una serie de pruebas para descartar que se trate de este síndrome.

Estas pruebas son:

Anamnesis y exploración física

Prácticamente, el paso inicial para el diagnóstico de cualquier enfermedad es la toma de información del historial clínico de la paciente por parte del especialista, así como de los síntomas concretos que le han llevado a pedir consulta. Todo este tipo de información se recava en el proceso de anamnesis.

En el caso del SOP, es imprescindible que el ginecólogo consulte a la paciente la duración de sus ciclos menstruales, así como otros datos referentes a éstos. También puede ser necesario informar sobre si se ha tomado algún tipo de medicación en los últimos meses, si se ha sufrido alguna infección o enfermedad de transmisión sexual o si se emplea algún método anticonceptivo.

La exploración física es necesaria para comprobar si la paciente presenta algún signo clínico típico del SOP. Es importante que el médico compruebe el peso, talla e IMC (índice de masa corporal) de la paciente.

El crecimiento de vello de forma excesiva en zonas inusuales para la mujer, como el rostro, el pecho, los brazos o la espalda es lo que se conoce como hirsutismo. Es un signo clínico de hiperandrogenismo (altos niveles de andrógenos en sangre). Por ello, es importante que el ginecólogo realice una exploración física exhaustiva.

Ecografía transvaginal

Esta prueba es una técnica de imagen que sirve para comprobar el estado de los ovarios, además de la cavidad uterina y las trompas. El ecógrafo se introduce por el canal vaginal para poder visualizar el interior más fácilmente.

Dado que los folículos presentan una gran cantidad de líquido en su interior, en la ecografía se observan como formas redondeadas de color negro contenidas dentro de los ovarios, los cuales muestran un aspecto gris brillante en la imagen.

Para que esta prueba resulte concluyente es necesario que se practique en condiciones basales, esto es, cuando la mujer tiene la regla.

El recuento normal de folículos en una mujer que no posee SOP es de entre 6 y 12 en cada ovario, con un rango de tamaño de 2 a 9 mm.

Analítica hormonal

La medición de los niveles hormonales es una prueba imprescindible a la hora de diagnosticar cualquier trastorno reproductivo, pues muchas veces la alteración de éstos puede ser la causa subyacente a la patología.

En el caso del SOP, se miden las principales hormonas sexuales prestando especial atención al valor de testosterona y otros andrógenos, así como al de la hormona antimülleriana y la LH.

Los valores que se suelen obtener en SOP son:

Testosterona libre
una concentración igual o superior a 50 nanograoms por decilitrto (ng/dl) de testosterona libre en sangre es indicativo de hiperandrogenismo bioquímico.
Relación LH/FSH
en SOP, es característico que el nivel de LH sea especialmente elevado, llegando a ser hasta 3 veces superior que la concentración de FSH.
Nivel de AMH
esta hormona es producida por los folículos antrales, aquellos que observamos en condiciones basales en una ecografía. Si la concentración es mayor a 3,5 nanogramos por mililitro (ng/ml), puede ser debido a la presencia de múltiples folículos en los ovarios, lo cual es un posible indicio de SOP.
También se analizan otras hormonas como la prolactina, las tiroideas o la insulina.

De nuevo, es importante que los valores de concentración de estas hormonas sean obtenidos en condiciones basales para poder interpretar su resultado correctamente.

Laparoscopia pélvica

Esta técnica consiste es una intervención quirúrgica para observar el estado de los ovarios a través de un sistema óptico. Se realiza mediante una serie de incisiones en el abdomen por las que se introducen los elementos quirúrgicos. Para ello, es necesaria la aplicación de anestesia general en la paciente.

Los ovarios poliquísticos se caracterizan por presentar numerosas cicatrices provocadas por los quistes de aquellos folículos que quedan sin ovular. Esto provoca que la corteza ovárica se engrose y endurezca.

Mediante laparoscopia es más fácil examinar el aspecto de los ovarios para determinar si éstos presentan signos de SOP.

Esta técnica solo se realiza cuando, con las anteriores pruebas, el diagnóstico sigue sin ser concluyente.

Preguntas de los usuarios

¿Se puede diagnosticar el SOP mediante un análisis genético?

De momento esta opción no es posible. Aunque los resultados de numerosos estudios científicos reportan que existe un factor genético altamente implicado en el desarrollo de esta patología, todavía no se sabe con exactitud qué genes son los causantes de su desarrollo.

¿A partir de qué edad es más probable que se diagnostique el SOP?

Evidentemente es necesario que la mujer haya sobrepasado la menarquia, es decir, la llegada de la primera regla. Normalmente, esta patología se suele diagnosticar en mujeres de entre 25 y 30 años. Esto es debido a que, asociados al SOP, surgen numerosos problemas de fertilidad y es precisamente ese rango de edad el que más relacionado está con la búsqueda del embarazo.

¿Por qué el hirsutismo es un síntoma típico de SOP?

El hirsutismo surge como consecuencia de los elevados niveles de andrógenos en sangre. La función de los andrógenos como la testosterona, entre otras muchas, es la del desarrollo del vello típico del hombre. Si en la mujer estas hormonas están elevadas, es normal que crezca más vello de lo habitual.

Lectura recomendada

Poseer ovarios de aspecto poliquístico es un síntoma típico del SOP. Sin embargo, la sola presencia de esta característica no significa que se padezca el síndrome. ¿Quieres saber qué diferencias hay entre el SOP y los ovarios de aspecto poliquístico? En el siguiente enlace te las contamos: Diferencias entre SOP y ovarios poliquísticos.

Una de las pruebas esenciales para diagnosticar SOP es el análisis de los niveles hormonales, pues el buen funcionamiento del ciclo ovárico depende de que las hormonas sexuales se produzcan en cantidades adecuadas. Si deseas conocer qué valores hormonales son los correctos en la mujer, sigue el siguiente enlace: Análisis hormonal en la mujer.

Un comentario

  1. usuario
    Dr. Mario Enrique Vega Carbó

    Ya hice dos comentarios sobre aspectos vitales den el diagnóstico del SOP que primero requiere solo dos la presencia de dos de los criterios que muy bien expresaron acá y además es imprescindible excluir todas las causas endocrinas que pueden producir ovarios poliquisticos. También que existen dos formas clínicas diferentes que son el SOP tipo I que es menos frecuente y lo observamos en adolescentes y mujeres delgadas con ciclos menstruales normales, con fertilidad, pero con tasas de abortos elevadas y son las que cursan con LH elevada e índice de LH/FSH y el SOP tipo II que es el más frecuente que vemos en chicas con exceso de peso e hiperandrogenismo clínico y/o hormonal.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.