Embarazo con SOP

Las mujeres con SOP pueden ser madres, pero es posible que tengan dificultad para lograr el embarazo. Son pocos los casos en que no se logra el embarazo y, en la mayoría de los casos, es por no ser tratadas adecuadamente.

Lo primero que deben hacer las mujeres con SOP cuando decidan ser madres es realizar una revisión completa:

  • Revisión ginecológica: para comprobar el estado nuestros ovarios, trompas, útero, etc. y asegurarse de que, excepto los ovarios poliquísticos, lo demás está correcto.
  • Revisión endocrinológica: para revisar los niveles de insulina, triglicéridos, colesterol y determinar si es necesario perder peso, lo cual ayuda a regular las hormonas.
  • Revisión psicológica: la búsqueda del embarazo puede ser en este caso un proceso largo y frustrante. Hay que estar psicológicamente preparadas y ser fuertes y positivas.

Antes del embarazo

También es importante preparar el cuerpo para conseguir el embarazo, con dieta sana, ejercicio, ácido fólico y otros suplementos. No todas las mujeres SOP necesitan tratamiento y muchas se quedan embarazadas de manera natural, pero para que eso ocurra es importante tener el cuerpo preparado.

El primer paso para lograr un embarazo es tener una ovulación adecuada. Adelgazar a menudo permite lograr este objetivo, pero también se pueden usar medicamentos que promueven la ovulación.

El citrato de clomifeno es el medicamento más común que se usa con este fin. Se puede añadir también un medicamento que se llama metformina, que hace que aumente la sensibilidad a la glucosa. Cuando el tratamiento con clomifeno no produce resultados, se puede probar con gonadotropinas.

Tanto las gonadotropinas como el clomifeno aumentan la probabilidad de tener un embarazo múltiple. Estos embarazos pueden causar problemas durante el embarazo, como un mayor riesgo de tener un parto prematuro y presión arterial alta durante el embarazo.

SOP y reproducción asistida

La primera técnica de reproducción asistida que se utiliza para conseguir el embarazo es el coito programado. Se puede intentar controlar la ovulación por ecografías e inyectando hormonas para romper los folículos y programar las relaciones sexuales.

Si pasados varios ciclos no ha habido éxito, se realizan las pruebas necesarias para comenzar los ciclos de inseminación artificial.

La prueba básica para comenzar los ciclos de inseminación artificial es la histerosalpigografia, una prueba radiológica que sirve para comprobar que las trompas son permeables y que el útero tiene una formal normal y no tiene ninguna malformación congénita.

También se realiza un seminograma a la pareja para comprobar la cantidad y movilidad del esperma. Si todo está bien, en cuanto baja la regla se puede comenzar el tratamiento para inducir a la ovulación y comenzar así con la inseminación artificial.

Si se detecta algún problema en la mujer o en su pareja, se puede recurrir a la fecundación in vitro. También es posible cambiar el tratamiento tras varios intentos fallidos de inseminación artificial.

Con cualquiera de estos tratamientos, la mujer suele conseguir el embarazo tarde o temprano. ¡Así que mucho ánimo a todas las que estéis intentándolo!

2 comentarios

  1. usuario
    mayra bustamante

    buenos dias yo tengo ovarios poliquisticos y no puedo quedar embarazada, nunca me he cuidado, y ahora me han recetado pastillas anticonceptivas, pero lo que yo mas quiero es quedar embaraza, quisiera hacer un tratamiento si alguien me puede ayudar le agradecera.

  2. usuario
    Dr. Mario Enrique Vega Carbó

    El equipo multidisciplinario es muy importante y hay que estar muy pendientes de la hiperestimulación ovárica, las posibilidades de aborto, etc. entre otras…

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.